Ni siquiera las flores


No maldigas el alma que se ausenta
dejando la memoria del suicida.
Quién sabe qué oleajes, qué tormentas
lo alejaron de las playas de la vida.

boomp3.com

1 comentario:

karra dijo...

gracias susana, por crear este espacio.
y gracias a eduardo, sobre todo. hasta luego.
ssc